ARIES.  Desde 2006

NUESTROS ORIGINES

 
El teatro ruso se formó de manera distinta al teatro europeo, oriental o americano. Las etapas de su desarrollo están vinculadas a la historia particular de Rusia, a su economía, al cambio de las estructuras sociales, la religión y la mentalidad especial de sus habitantes.

Sus orígenes hay que buscarlos en el arte popular de los tiempos antiguos: rituales y fiestas que con el tiempo perdieron su significado mágico y se convirtieron en un juego de representación con elementos teatrales como la acción dramática, el vestuario y el diálogo entre los comediantes. De ahí nació el teatro popular ruso folclórico que siguió desarrollándose hasta el siglo XVII, y durante ese tiempo los juegos de representación se transformaron en dramas populares, que se conservaban en la memoria de la gente y pasaban de generación en generación.

Los primeros actores del teatro profesional fueron los juglares que actuaban en casi todos los géneros de espectáculos callejeros. Eran muy respetados por toda la sociedad. Por primera vez se menciona a los juglares en el siglo XI, lo que permite concluir que su arte ya estaba vinculado con la vida de la gente de aquella época. Sus obras se formaron bajo la influencia de las giras de músicos ambulantes de Europa y del Imperio bizantino en una época en la que tuvo lugar un proceso de enriquecimiento mutuo de culturas. Estos artistas participaban en festivales populares, en ferias de ciudades, trabajaban de bufones en las mansiones reales. Sus personajes se mofaban de los poderosos, del clero, de los ricos… además mostraban la vida de la gente común y corriente. Las funciones del teatro popular se basaban en la improvisación e incluían pantomimas, música, canto, baile y espectáculos circenses.

RIA / L.Nosov

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now